Vivienda

Podrán comprarse y venderse inmuebles en Cuba

Havana neighborhood

Si pensamos que el mercado inmobiliario nuestro es complejo y alicaído, pues no tenemos palabras para describir lo que es el cubano. Mejor dicho, en los últimos 50 años hay una palabra que lo define con claridad: inexistente. Porque si bien el 80 % de los cubanos son propietario de los bienes que habitan, es en teoría. No pueden venderlos ni hacer casi nada en ellos. Solo se permitían las permutas, pero luego de cientos de trámites de autorizaciones que en realidad requerían de tener mucha paciencia y mucha influencia con alguien del partido. Aún así, era muy difícil.

En abril de este año las cosas han comenzado a cambiar. Entre las nuevas normas que comenzaron a implementarse se ha autorizado el trabajo privado, por poner un ejemplo. Desde este mes se autorizará la compra y la venta de inmuebles para los ciudadanos cubanos y para los extranjeros residentes. Este último punto es clave para disuadir a quien quiera invertir en la isla.

El problema habitacional es enorme, ya que es muy poco lo que se ha construido en 50 años y el mantenimiento a lo que ya estaba construido ha sido muy poco. Para complicar más las cosas el paso de dos huracanes en los últimos años ha deteriorado más aun el negro panorama.

Se podrá se propietario de la casa o piso que se habita  y también de una para vacaciones. El problema es que no hay quien tenga el dinero suficiente ni para pintar la casa propia, mucho menos para comprar otra.