Finanzas

Planes de pensiones al alza con la reforma fiscal

pensiones

La reforma fiscal que nos anunciaron y que tardó tanto tiempo en ver la luz y a la que luego se le incorporaron importantes cambios podría cambiar el concepto que tenemos de planes de pensiones, y sobre todo hacer que las aportaciones a estos se hagan en mayor medida y en mayores cantidades. De hecho, la entrada en vigor de ésta en 2015, sería para los expertos muy positiva en el sentido de las pensiones privadas, ya que incrementaría de media las aportaciones a éstas entre un 10 y un 15%.

La razón de dicho incremento se explica no en el hecho de que la economía podría recuperarse levemente y los consumidores dispondrían de mayores recursos con los que afrontar este tipo de acciones, o una mejora de la fiscalidad planificada aprovechando las otras medidas que nos proponen en la reforma fiscal. Se trata de una explicación mucho más simple. De hecho, junto con el mencionado Plan Ahorro 5, la reforma fiscal actual lo que hace es convertir a los planes de pensiones en unos planes de ahorro a largo plazo, ya que se introduce el supuesto de poder recuperar el capital cuando hayan pasado 10 años.

Hasta ahora, la única manera de poder acceder a ese dinero era demostrar desempleo de alta duración o tener una enfermedad grave. Con la reforma fiscal se señala la falta de liquidez como algo que el contribuyente va a poder dar como alternativa a la hora de querer disponer de dicho dinero, aunque antes deben haber pasado esos diez años que prevé la norma. Con esto, se fomentará que muchos ahorradores pierdan el miedo a meter capital en los planes de pensiones por lo que pueda pasar, ya que en realidad hasta ahora, esa falta de liquidez que venía implícita en ellos era vista como una gran desventaja.