Vivienda

Pisos, pisos y más pisos

Several balconies of a building

Parece que la consigna es vender o vender; para ello muchas entidades están tirando el azuelo a ver si algún distraído pica. Con plazos larguísimos y algunas rebajas tentadoras son las propuestas que aparecen en cartelera.

La cantidad de viviendas por ejecución para este año se estipula en ciento ochenta mil, más de sesenta mil que el año pasado, así que sumado a las viviendas de las promociones inmobiliarias, tenemos una oferta que hay que colocar.

Bancaja, Don Piso, CajaMadrid, Banco Pastor, Caja Mediterráneo y otras financieras han puesto mucho a la venta y con un gancho muy tentador que consiste en un período de carencia, es decir que depende de la financiera hay períodos de gracia de hasta tres años.

La financiación es otro gancho, hasta cincuenta años de plazo con hipotecas muy tentadoras que a la fecha con el euribor tan bajo, más de uno puede ser tentado. Ahora bien de igual manera se debería  tener mucho cuidado al momento de comprar y tener en cuenta que la tasa de interés puede variar y darnos y duro revés en dos o tres años.

También tener en cuenta si el precio de la vivienda es el adecuado es decir si las rebajas que se prometen son el piso o si aún hay margen para que bajen un poco más. Estas interrogantes son de índole particular cada quien sabe cuánto puede pagar y hasta cuándo puede estar pagando, lo que sí es real es que la oferta inmobiliaria sigue en aumento y las entidades quieren colocarlas como sea.