Euríbor

PISOS A PRECIO DE COSTE EN CATALUÑA

La Asociación Corporativa de Empresarios Inmobiliarios (ACd’EI), ha sido creada a raíz del mal momento que atraviesa el sector inmobiliario y está formada por un centenar de promotores.

Esta asociación, en línea con las medidas expuestas en el Salón Inmobiliario de Madrid (SIMA), lanza una oferta en la que pondrá a la venta unos 2.000 pisos a precio de coste ante la imposibilidad de venderlos a precio de mercado.

Las empresas dedicadas al segmento del ladrillo, han visto en la reducción del precio de sus promociones, una de las medidas para atajar la crisis y reactivar las ventas en el sector.

Valentín Oliveras, director de la asociación, ha explicado en rueda de prensa el procedimiento en esta forma de venta en la cual se realiza una subrogación de la hipoteca del promotor al comprador, adquiriendo este último, por tanto, los derechos y obligaciones de la vivienda.

Los inmuebles tienen un precio que va de los 120.000 euros a los 180.000 euros, y se van a vender con rebajas que, en algunos casos, pueden alcanzar el 40%.

Según palabras de Olivera, recogidas por elmundo.es, “hay mucha gente interesada” en adquirir una vivienda y, añade que nos encontramos en un buen momento para hacerlo ya que, los promotores, están dispuestos a bajar los precios.

En relación a esto último, dice Olivera que, el que no se ve “con el agua al cuello, quiere evitar el verse” en esa situación, de ahí la predisposición a realizar rebajas en los precios de los inmuebles.

Para realizar esta propuesta de compra-venta, ACd’EI ha llegado a un acuerdo con diferentes entidades financieras, con las que ha pactado hipotecas de precios cerrados e intereses fijos que rondan el 5%. Si el Euribor sube el comprador no se vería perjudicado mientras que, si baja, sí podría ver reducida su cuota.

Otra opción es alquilar el piso si el comprador no va a entrar a vivir en él inmediatamente. Así, con un piso cuyo precio sea de 180.000 euros, el comprador pagaría 200 euros al mes, si lo alquilase por 600.

En este último caso habría que realizar un seguro que cubra los posibles problemas que el inquilino pueda causar, como el impago de la renta, al cual tendría que hacer frente el comprador.

  Mar Criado

Etiquetas: