Finanzas

Perspectivas en 2008 para los mercados emergentes

Los mercados de renta variable emergentes globales han disfrutado de otro año positivo en 2007, continuando su racha de buen rendimiento experimentada en los últimos años. Sin embargo, a medida que nos adentremos en 2008, ¿veremos “condiciones de burbuja” en los mercados emergentes? En nuestra opinión, si nos encontramos ante una burbuja, estamos en una fase temprana, y las valoraciones no han alcanzado todavía niveles caros.

Otra preocupación para los inversores son las perspectivas de crecimiento mundial. Aunque esto todavía es importante para estos mercados, se ha producido una descorrelación del rendimiento de los mercados emergentes con respecto a las perspectivas económicas mundiales, y muchos de ellos han crecido gracias a la demanda doméstica, en lugar de a las exportaciones.

En nuestro escenario central, consideramos que el crecimiento mundial experimentará un “aterrizaje suave” el próximo año; un escenario relativamente positivo al que actualmente otorgamos una probabilidad del 60%. Otro motivo para ser precavidos es que los otros dos escenarios posibles (estagflación o una recesión mundial provocada por una crisis crediticia) serían negativos para los mercados emergentes. Tienen una probabilidad combinada del 40% según nuestros cálculos, aunque estos escenarios también resultarían negativos para los mercados desarrollados.

Sin embargo, en términos generales, las perspectivas de medio a largo plazo para los mercados emergentes siguen siendo positivas, ya que esperamos que estas economías continúen creciendo a un ritmo más rápido que los países desarrollados en los próximos años. Si lo sumamos a las enormes mejoras estructurales que hemos visto y a factores como las ventajas demográficas de los países emergentes, consideramos que todo ello constituye una buena oportunidad de inversión.

¿HAY UNA BURBUJA EN LOS MERCADOS EMERGENTES?

El fuerte y continuado rendimiento de los mercados emergentes globales ha conducido a muchos a preguntarse si nos encontramos ante una “burbuja” en los mercados emergentes. Si lo comparamos con burbujas anteriores de los mercados de valores –por ejemplo, la de Japón en los 80 o la del Nasdaq en los 90 –y tuviese lugar una burbuja en los mercados emergentes, estaríamos en una fase temprana y todavía faltaría bastante tiempo para que se produjese una tendencia al alza.

Aunque los mercados emergentes individuales (especialmente el mercado de valores de clase “A” chino) muestran posiblemente características de burbuja, en general, las valoraciones no resultan caras en términos de precio-beneficio. Además, comparados con el MSCI World Index, los mercados emergentes todavía no han alcanzado las cotas registradas en 1994. En conjunto, los mercados emergentes globales parecen estar bastante bien valorados comparado con los mercados desarrollados, la rentabilidad de la renta variable está aumentando (y está muy por encima de los tipos de interés a corto plazo) y las condiciones de liquidez continúan siendo un apoyo.

Las perspectivas económicas mundiales siguen siendo importantes para estos mercados (aunque consideramos que la relación no es tan fuerte como lo ha sido históricamente). Seguimos tomando como base un escenario de aterrizaje suave (actualmente le otorgamos una probabilidad del 60%), que sería relativamente positivo para los mercados emergentes, con expectativas de que el crecimiento mundial se desacelerase por debajo del 3% en 2008, tras haber previsto un 3,2% en 2007. También consideramos que la Reserva Federal de EE.UU. puede reducir los tipos aún más, dado que la inflación nominal parece bastante controlada de momento. Esto debería estimular una recuperación gradual en el segundo semestre de 2008.

Aunque el alto precio del petróleo y los problemas continuos en los mercados crediticios constituyen grandes preocupaciones, todavía creemos que el escenario de aterrizaje suave es más probable que las otras alternativas –la recesión mundial provocada por una crisis crediticia (10% de probabilidad) o la estagflación (probabilidad del 30%) –ambas posiblemente negativas para los mercados emergentes.

En una situación de estanflación, el crecimiento de los mercados emergentes, como del resto del mundo, sería inferior en 2008 que en el escenario de aterrizaje suave, mientras que la inflación y los tipos de interés de EE.UU. serían considerablemente superiores. En el escenario de crisis crediticia, aunque creemos que los tipos de interés estadounidenses se reducirían bruscamente en 2008 al 2% (con la inflación a un nivel considerablemente inferior) se produciría una fuerte desaceleración en el crecimiento mundial a cerca del 1,2% (y el crecimiento de los mercados emergentes mundiales se desaceleraría al 4,3%).

Sin embargo, estos escenarios también serían negativos para los mercados desarrollados de renta variable y consideramos que, debido al fuerte crecimiento y a los mejores fundamentales de los mercados emergentes, (aunque más tarde), éstos se verían menos afectados que los mercados desarrollados.

MENOS DEPENDIENTES DE LAS PERSPECTIVAS DE ESTADOS UNIDOS

En general, consideramos que el destino de los mercados emergentes depende ahora menos de las perspectivas económicas mundiales que en el pasado. En ciclos económicos anteriores, una desaceleración o recesión en la economía estadounidense / mundial tenía importantes repercusiones negativas sobre los mercados emergentes mundiales, dado que caían las exportaciones.

Sin embargo, esta relación se ha “disociado” en cierta medida en los últimos años; por ejemplo, la cuota total estadounidense en las exportaciones de los mercados emergentes ha caído considerablemente. Si tomamos a China como ejemplo de la tendencia de crecimiento “autosostenido” dentro de los mercados emergentes, ésta posee una mayor cuota de exportaciones a la región asiática emergente que a EE.UU.

Los mercados de exportación de más rápido crecimiento para China son otros emergentes

Además, la demanda doméstica es el verdadero motor del rápido crecimiento de la economía china. Aunque el crecimiento de las exportaciones descendiese considerablemente, el crecimiento del PIB chino mantendría su solidez. La demanda doméstica, y no las exportaciones netas, también está impulsando las economías de muchos otros mercados emergentes, incluidos Brasil, Rusia, México, la India y Corea.

Se mantendrá la prima de crecimiento en los mercados emergentes sobre los países desarrollados

En general, las economías emergentes han crecido un 3,6% anual más que los mercados desarrollados desde 1999 y, en la actualidad, son un motor clave de la economía mundial. Consideramos que este fuerte crecimiento relativo se mantendrá. Según las previsiones del Fondo Monetario Internacional, las economías emergentes crecerán un 6,8% anual a lo largo de los próximos años comparado con el 2,7% de las economías desarrolladas.

Otro factor que respalda las perspectivas de los mercados emergentes es que poseen unos fundamentales económicos más sólidos en términos generales que el mundo desarrollado, en cuanto a equilibrio contable / fiscal y deuda estatal.

Se han realizado enormes mejoras estructurales en muchos de estos países en los últimos años, la inflación y los niveles de deuda extranjera han caído bruscamente, y las reservas de divisas han aumentado extraordinariamente. Las tendencias demográficas son unas de las ventajas a largo plazo de estos mercados. Se prevé que la población activa de los mercados emergentes crezca hasta 2040 (en los países desarrollados disminuirá su tamaño a partir de 2010), un buen presagio para las futuras perspectivas de crecimiento.

En general, parece que 2008 será otro año positivo para los mercados emergentes, dado nuestro punto de partida de desaceleración gradual de la economía mundial (sin embargo, consideramos que existe una probabilidad del 40% de que se produzca un escenario de crecimiento peor, que afectaría tanto a los mercados desarrollados como a los emergentes).

Aunque algunos de estos mercados (especialmente el mercado de valores de clase “A” chino) muestran, características de burbuja, en general, las valoraciones no resultan caras. Creemos que estas economías seguirán ofreciendo tasas de crecimiento con prima comparado con los países desarrollados y que cada vez dependerán en mayor medida de la demanda doméstica y de las operaciones entre países emergentes, y en menor medida del crecimiento mundial.

Los fundamentales económicos relativamente fuertes y las tendencias demográficas también representan ventajas importantes en los mercados emergentes y, en general, las perspectivas de medio a largo plazo para estos mercados siguen siendo positivas.

fuente: finanzas.com

Etiquetas:
  • leticia

    se pueden considerar a México y China como economias emergentes??????

  • Jaume

    Evidentemente, pero sobre todo la India y China…