Empresas

“Pensar fuera de la caja”: algo más que una metáfora

Una de las figuras retóricas más habituales de los cursos de administración de empresasDepositphotos_11966614_m es esa que dice “Piensa fuera de la caja” (“Think outside the box”). La idea detrás de este dicho es que si nos salimos de la perspectiva habitual de las cosas, las veremos bajo una nueva luz, y podremos resolver los problemas aplicando nuevas formas de enfocarlos…

Ahora un estudio científico sugiere que esa idea es algo más que una mera metáfora: “salir de la caja” puede ser un curso de acción, una manera física de encontrar nuevas soluciones. Si se quiere aplicar nuevas miradas sobre un problema, para salir de la caja… hay que salir de la caja.

Un estudio publicado por Psychological Science, realizado por Angel Leung, refiere una experiencia que nos sugiere la importancia de actuar esta metáfora: un grupo de personas fue puesta frente a un problema. Se encontraban confinadas dentro de una oficina.

A algunas de estas personas se les permitió salir de la oficina para pensar. Este grupo tuvo mejores resultados en sus soluciones y estrategias que aquellos que permanecieron “dentro de la caja”.

Según este estudio, para “pensar fuera de la caja” hay que salir de la caja: el confinamiento a un espacio físico reduce nuestras opciones ante un dilema. Salir a un nuevo escenario nos impulsa a pensar con mayor claridad y visión.

De manera que si quieres romper la mentalidad habitual con la que abordas un problema, “sal de la caja” a nuevos aires, escenarios y soluciones. Da ese paso fuera de la caja