EconomíaFinanzas

Oro y petróleo siguen al alza

gold

Las cifras dan las razones a quienes tuvieron fe en el oro y a los que temieron al petróleo. Ambos siguen una escalada alcista que parece imbatible. El metal dorado y el oro negro son dos elementos que deberían estar en la cartera del inversor a la vanguardia.


Impulsados por la debilidad del dólar, y por el empuje de las economías emergentes,
la mayoría de ellas con grandes reservas de petróleo y de oro, el combustible y el valor refugio por antonomasia se mantienen en lo alto de la cresta.


El oro ha triplicado su valor desde el el 2003,
cuando costaba quinientos dólares por onza, y de momento no hay un final previsto para que su curva ascendente se detenga.
Además, priva un curioso fenómeno: el precio del petróleo, que juega en contra de las economías tradicionalmente más fuertes, fortalece con ello el precio del oro, refugio favorito de los inversores, que ahora rinde sus mejores dividendos.