Vivienda

Penalizan a los Okupas

Penalizan a los Okupas

Una de las tradiciones del altermundismo está por ver su final, al menos en lo que toca al Reino Unido. Y es que los Okupas, esas figuras que se opusieron a la especulación inmobiliaria de los últimos noventas están por ser radizalizados: desde la Isla nos llegan las noticias de que, a partir de ahora, ocupar pisos y casas será un crimen.

Adios a las ocupaciones

La ocupación de una vivienda será un delito en Inglaterra y Gales, y será severamente castigado con multas y penas de hasta medio año de cárcel. De esta forma la ocupación, considerada antaño como una mera falta civil, cambia su sino, y ya no será necesario, como antes, que los propietarios tengan que acudir a un juzgado para demostrar que los inquilinos involuntarios habían violentado su ingreso en la casa.

Según esta nueva legislación, la ocupación de una vivienda será tratada como un delito penal que será perseguido, castigado con una pena máxima de prisión de hasta seis meses o una multa con un tope 5.000 libras (6.300 euros). Para que se está persecución sea efectiva, sólo hará falta que los dueños de la casa reporten a la policía la ocupación.

No se afecta a inquilinos morosos

Si bien todo lo que hará falta para que los ocupantes indeseados de la casa sean arrestados será que la policía logre demostrar que violentaron su ingreso a la vivienda (o intentaron hacerlo ), la nueva medida no va a afectar a los inquilinos morosos.

Se estima que en España hay tres millones de viviendas ocupadas.