EuríborVivienda

¡Ojo a los que desgraven por alquiler!

Para aquellas personas que vivan en régimen de alquiler y tengan la intención de beneficiarse de las deducciones que su comunidad ofrece por ser titular de una vivienda en alquiler, resultará interesante tener en cuenta ciertos detalles para que Hacienda no le dé una sorpresa indeseada.

En las comunidades en que se aplican dichos descuentos: Madrid, Andalucía, Baleares, Galicia y Valencia, se exige a los arrendadores el depósito de la fianza abonada por los arrendatarios en el organismo competente, y esta es una gestión indispensable para que el inquilino pueda recibir las deducciones a las que nos referimos.

Por tanto, a falta de tres días para que finalice el plazo de presentación de la declaración de la renta, los inquilinos que quieran desgravar, deben informarse sobre este particular y pedir a sus caseros el resguardo que acredite que el depósito ha sido efectuado.

Sin este pago, a efectos fiscales, la declaración presentaría irregularidades que les impedirían beneficiarse de las deducciones que ofrecen las comunidades mencionadas.

Por otro lado, si la declaración fuese aceptada, y las deducciones correspondientes a la declaración de su piso alquilado también, sin que el arrendador hubiera hecho el pago de la fianza, Hacienda podría reclamarle el dinero devuelto por acometimiento de irregularidades en su declaración.

Emily, una afectada residente en Madrid, declara en elmundo.es su experiencia: “El año pasado Hacienda aceptó mi declaración y se me desgravó la cantidad correspondiente por el alquiler de mi casa. Sin embargo, este año recibí una carta en la que me advertían que en mi declaración del año anterior cometía irregularidades, en concreto, porque mi fianza no había sido depositada en el Ivima y me exigían devolver ese dinero más una sanción del 5% por las irregularidades”.

Por esto es aconsejable asegurarse de que el alquilador ha realizado el depósito pertinente, exigiéndole los resguardos correspondientes de que el pago se ha realizado en el plazo establecido.

Para todos aquellos que se encuentren en esta situación y ya hayan entregado su declaración en este ejercicio de 2007, elmundo.es aclara que la solución pasa por que su arrendador deposite la fianza a lo largo del año natural intentando que le otorguen validez desde la fecha de firma del contrato. La otra opción sería denunciar ante su comunidad autónoma el impago presentando el justificante del pago de la fianza al propietario de la vivienda.

  Mar Criado