Finanzas

Nuevas formas de hostigamiento para morosos: Tomando el lugar de la ley (II)

Default notice

En plena emergencia de la Crisis financiera en los Estados Unidos, muchas familias recibieron llamadas de agentes policiacos que los amenazaban con la cárcel si no pagaban sus deudas pendientes. En todos los casos, se demostró que en realidad se trataba del personas de agencias de morosos que se hacían pasar por agentes de la ley.

Quien se llevo las palmas en esto de cobro de deudas como agente de la ley fue Tobias Boyland, autor del bestseller Thug Motivation y prófugo de la justicia por uso de un AK-47. Boyland tenía un a pequeña empresa de “recuperación de adeudos” en donde la mentira y la violencia eran las claves para recuperar los capitales de sus clientes.

Entre los grandes logros de Boyland se encuentra el engaño al que sometió a Kim Mitchell, una morosa a la que hizo creer que se trataba de un abogado y cuyo consejo la llevo a vender sus pertenencias y casa, y renunciar a la energía eléctrica por dos meses para pagar sus adeudos.

Unicredit America ha ido más lejos, y ha según denuncian sus morosos y víctimas, ha construido falsos juzgados en Pensilvania, donde los morosos recibían un falso juicios (con personal de la firm debidamente disfrazados de guardias, jurados y jueces).

Fuente | Cracked