Finanzas

Nuevas formas de hostigamiento para morosos: Acosar soldados

Patriotic soldier salute

La idea que se tiene de los soldados es que se trata de servidores públicos mal pagados. Sin embargo, cuando la recesión ataca, el ejército tiene los cheques bien asegurados. Por ello, los soldados son un excelente blanco para el crédito… Y si se convierten en morosos por estar demasiado ocupados en evadir francotiradores como para responder al teléfono, bueno, ese es un extra.

En los Estados Unidos se dio el caso del sargento Bernhardt Rupprecht, quien en el 2004 recibió una notificación, estando en Irak, de que su auto había sido embargado debido a su retraso en una de la mensualidades.

Rupprecht se encontró realizando una llamada desde la zona de combate a través de un teléfono satelital para pedir al banco que se sirvieran descontar el adeudo de su paga del ejército. Bank of America, una institución que recibió del gobierno estadounidense un rescate por 25 billones de dólares, se negó. Y el sargento se quedó sin su auto.

Por otra parte, y ante lo que juzgan circunstancias ventajosas, debido a que no hay despidos ni cortes en el ejército, las agencias de cobro reciben cursos para tratar con los familiares de los militares dedudores, sin importar que se encuentren ilocalizables en zonas de conflicto.

Algunas agencias, incluso, reclaman los pagos a los comandantes de los soldados…

Fuente | Cracked