Vivienda

Nueva ventaja en el alquiler con opción a compra

La Renta de Emancipación, una ayuda al alquiler

Varias veces hemos apoyado desde aquí esta modalidad de compra. El alquiler con opción a compra es una modalidad de compra que ofrece claras ventajas tanto para quien vende como para quien compra. En este momento, donde la financiación es un paso limitante sumamente serio, esta es una posibilidad muy interesante. En otros países se utiliza de un modo mucho más frecuente. Parece que a los españoles aun nos cuesta un poco aceptar modalidades diferentes a las tradicionales.

La idea es muy sencilla. Se realiza un contrato entre ambas partes (comprador y vendedor) donde el comprador hace una entrega de dinero en el momento de hacer el contrato. El monto es muy variable y se fija entre ambas partes. A su vez se fija un precio para la vivienda, y se establece un plazo, que puede ser de tres o tal vez cinco años.

La persona que pretende esa compra pasa a habitar la vivienda, pagando un alquiler que se pacta en el contrato. Tanto la entrega inicial como los alquileres se descuentan del monto total, en el momento que el plazo se cumple. Por supuesto que ahí hay que abonar el resto del dinero. En caso de no hacerlo, la entrega y los alquileres quedan para el propietario de la vivienda. Si el comprador ha cumplido con todos los requisitos, y cumplido el plazo el propietario se niega a vender, debe devolver el monto abonado hasta el momento.

Esto es una descripción simplificada de lo que es un alquiler con opción a compra. Hay ciertas variaciones posibles que se especifican en el contrato inicial.

La ventaja adicional que se ha sumado es que la Comisión de Economía y Hacienda del Congreso de Diputados, ha aprobado una ley que reduce el IVA de estas transacciones del 16 % al 7 %. Rebaja más que significativa.