Economía

¿Nos quedaremos sin monedas de céntimos de la calderilla?

calderilla

No es la primera vez que se comenta el tema. Sin embargo, hasta ahora, habíamos visto propuestas aisladas a las que apenas se les ha dado importancia. Pero desde que el Banco Central Europeo lo ha puesto sobre la mesa, incentivando a los Estados singulares a que se lo piensen, así como el caso de algunos países que han adoptado la medida, la pregunta de si realmente nos vamos a quedar sin calderillas cobra más sentido. De hecho, es más que probable que así sea, ya que los costes asociados a las monedas pequeñas son demasiado elevados.

En el último informe al respecto, las monedas de céntimos cuestan más del valor real que tienen. Se estima que entre un 60% y un 70% más que se va entre transporte, acuñarlas y manipularlas. Pero no se trata silamente de que sea más caro crear monedas de valor de céntimos (entre éstas se incluirían tanto las de 1 como de 2 y de 5), sino del uso que se les da y del valor que han perdido desde su nacimiento.

Los estudios que apoyan la tesis de eliminar las monedas de céntimos y dejar a los ciudadanos sin calderillas son muchos. En estos se recoge que cada vez las usamos menos, y que además, han perdido desde su puesta en vigor un 24% de su valor real. Se trata en realidad de un doble problema, cuya solución, puesta en marcha en Holanda, Finlandia y Bélgica, no parece ser demasiado positiva, al menos no en todos los sentidos. De hecho, la subida de precios se ha notado, y es lógico, porque al igual que cuando dejamos nuestras monedas propias, los redondeos de precios al consumo siempre se hacen al alza.

¿Te imaginas sin precios expresados en céntimos? ¿Crees que la medida sería positiva para la economía española?