Finanzas

No todo lo que brilla es Amazon

Amazon start page.

La buena noticia para los que han invertido en Amazon es que sus acciones se han revalorizado en más de un 24% en los primeros nueves meses de este año. La mala es que los beneficios del gigante de la venta al detalle han caído en más de un 38 por ciento.

Amazon, la mayor y más diversificada tienda del mundo, anunció el día de ayer ingresos por 454 millones de dólares en los nueve primeros meses del año. Un monto que significa un  38.31% menos que en el mismo periodo del 2010.

La caída de las ventas de Amazon ha afectado en toda regla a sus accionistas, que han recibido un beneficio de 99 centavos por acción, muy por debajo de los 1.62 dólares que obtuvieron en los tres primeros trimestres de 2010. El rendimiento ha quedado muy por debajo de lo que los analistas esperaban de la empresa: un beneficio de 24 centavos por acción.

A pesar de que las ventas de Amazon han aumentado fuera de los Estados Unidos en más de un 40%, sus ventas al interior de EE UU y Canadá cayeron en un porcentaje similar, dejando a la compañía de Seattle en una dura circunstancia. Compleja economía que requiere de un curso de finanzas para comprenderla.

El panorama no mejora mucho si se toma en cuenta que la empresa apuesta, para subir nuevamente en sus ventas e ingresos, en un solo dispositivo: el Fire.

Kindle Fire es el nombre de la nueva tableta que Amazon lanzó hace unas semanas. Un dispositivo con el que Amazon pretende no sólo arrebatar la supremacía que el iPad tiene en el mercado, sino remontar los efectos de la Crisis. Las cosas no se ven del todo claras si se considera que Fire tiene muchas menos prestaciones que el iPad (ni cámaras ni 3G), y que su mejor baza es su reducido precio.