Empleo

No había brotes verdes: aumenta el paro en abril

Boss fires employee on white isolated background

Las voces que creyeron ver un atisbo de brotes verdes tras el “descenso” del paro durante el pasado mes de marzo han terminado dándose de bruces con la realidad tras la publicación de la Encuesta de Población Activa (EPA).

El informe, publicado este jueves, sitúa el aumento de parados en 237.400 personas, lo que supone un total de 6.202.700 desempleados. Es la primera vez que España sobrepasa el umbral de las seis millones de personas sin trabajo.

La tasa de paro ha aumentado un 1,14% en el último mes, colocándose en un 27,76%. Esta situación se debe, sobre todo, al retorno de inmigrantes a sus países debido a la crisis y al éxodo juvenil que padecemos. Como consecuencia, esta variable no ha crecido tanto como se esperaba, debido a que estos parados no computan en España.

En cuanto a las cifras de ocupación, el número de trabajadores en activo ha caído en 322.300, situándose en un total de 16.634.700 personas, el dato más bajo desde el año 2002. En el sector público, el número de personas empleadas ha descendido en 71.400 como consecuencia de los recortes de gasto y los ajustes contra el déficit. El sector privado ha visto decrecer sus empleados en un total de 251.000 personas.

Si hablamos de los colectivos más afectados, los hogares con todos sus mimebros en paro han aumentado en 72.400 durante el último mes. En el extremo opuesto se encuentran aquellos núcleos familiares con todos sus miembros en activo, cuyo total ha descendido en 449.800 hogares.

Por Comunidades Autónomas, los desempleados han aumentado en 31.100 personas en Andalucía. Le sigue la Comunidad Valenciana, con 27.400 parados más; las Islas Baleares han visto crecer sus parados en 24.900 personas y, por último, Cataluña ha tenido un repunte de 17.100 personas, lo que sitúa su tasa de paro en el 24,53% y cerca del millón de desempleados.

El primer trimestre del año siempre ha sido una época mala para el empleo. La temporada alta del turismo todavía queda lejos, las grandes campañas agrícolas ya se han terminado y el invierno no es un buen momento para la construcción. Además, hay que añadir el descenso del empleo público durante los últimos años como consecuencia de las diferentes medidas de ajuste.

Desde que comenzó la crisis hace ya más de cinco años, el paro ha ascendido veinte puntos porcentuales.