Finanzas

No creen las cifras argentinas

Economy Risk

¿El desnudamiento de un régimen engañoso u otro episodio tangencial del extendido conflicto entre Argentina y Reino Unido? El match por la soberanía por las islas Malvinas/Farklands se extiende a otras esferas de la vida de los dos países, y esta vez toca el turno de la prensa económica.

Ocurre que The Economist no cree a las cifras oficiales del gobierno argentino.

Hay un intento de engañar a los votantes y estafar a los inversionistas”, asegura The Economist acerca del control que el gobierno argentino mantiene sobre las mediciones de sus índices económicos. Como sabe, el gobierno de Fernández de Kirchner mantiene un férreo control sobre el INDEC (Instituto Nacional de Estadísticas y Censos) y ha realizado presiones en repetidas ocasiones sobre consultoras privadas que publicaron datos diferentes a los de la administración sobre el desarrollo de la inflación.

The Economist se refiere sobre todo a la divergencia que existe entre la versión oficial del costo de la vida y la medición que del mismo valor hacen consultoras privadas: el último boletín del INDEC sitúa la inflación anual por debajo de 10%; los cálculos privados la llevan hasta al 30%.

The Economist asegura que “al mal informar sobre el comportamiento de los precios se ha estafado por miles de millones de dólares a quienes poseen bonos cuyo rendimiento está atado a la inflación”.

Por estos y otros contrastes entre las mediciones de la economía argentina, The Economist ha tomado una decisión que marcará época en loscursos de economía: va a dejar de tomar las mediciones del gobierno argentino como referente.

Para analistas de la BBC, este hecho no va a reportar ninguna relevancia para el gobierno argentino.