Finanzas

¿La nacionalización de Bankia afecta a sus clientes?

Cuatro Torres Business Area (CTBA) building skyscrapers, in Madr

Ante la salida de Rodrigo Rato de la cúpula de la caja y ante la intervención del Estado hasta en un 41% del capital de la entidad, el castigo en Bolsa no se ha hecho esperar, y la inquietud de los clientes de Bankia no se he hecho esperar: ¿Hay que temer por el futuro de los depósitos y las cuentas en el banco?

¿Qué fue lo que paso? El Banco Financiero y de Ahorros es una filial de Bankia que reúne los activos tóxicos que la entidad heredó de Bancaja y otras entidades que la integraron con su fusión. Estos activos suman una deuda con el Estado de 4.500 millones de euros. El Gobierno inyectó esta cantidad a Bankia mediante un préstamo del FROB (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria). Con este movimiento, el Estado absorbe el 100% de la filial, y un 45% de Bankia, lo que significa su nacionalización.

La buena noticia para los clientes de Bankia es que este movimiento se realiza para asegurar la solvencia de Bankia,, aportar tranquilidad de los depositantes y disipar las dudas de los mercados sobre las necesidades de capital de la entidad.

El dinero en Bankia está asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos hasta por 100.000 euros por titular de cuenta, y en todos los casos, los depositantes obtendrían el reintegro por ese monto.

Bankia no es el primer banco que se ve intervenido, y en ninguno de los casos anteriores fue necesario recurrir al Fondo de Garantía de Depósitos.