Empresas

Muere el inventor de la fregona

manual jalon

Era español y falleció en Zaragoza: no sólo nos heredó la fregona, también realizó mejoras sustanciales en la jeringuilla. Ha muerto uno de los más célebres inventores e innovadores españoles: Manuel Jalón Corominas.

Uno de esos nombres para quedar grabado en el programa de los cursos de innovación empresarial, Manuel Jalón Corominas, a quien por una sentencia judicial de 2009 del Juzgado de lo Mercantil número 1 de Zaragoza, se le adjudicó la invención de la fregona con la patente 298.240.

Manuel Jalón Corominas, riojano, pero zaragozano por adopción de la ciudad, era doctor en Ingeniería aeronáutica, y formó parte del Ejército del Aire en la Base Aérea de Zaragoza. Fue en una de sus estancias en una base de los Estados Unidos cuando vio que los hangares se fregaban usando una mopa plana y un cubo con rodillos.

De ahí nació la idea que en 1958 se convirtió en la compañía Manufacturas Rodex, S.A., fundada en Zaragoza, donde creó la fregonas de uso doméstico e industrial para grandes superficies. Su producto fue exportado a a treinta países. La multinacional holandesa Curver BV le compró la empresa.

Lo logros innovadores de Jalón Corominas no se quedaron ahí: entre 1975 y 1979, fue artífice y director de la fabrica Fabersanitas, en Fraga (Huesca), de exportación de jeringuillas desechables, en la que volcó nuevamente sus capacidades innovadoras.

La innovación que sumó a la jeringuilla desechable fue que se produjera en plástico, y no en cristal, lo que abarató su costo y difundió su uso.