Empleo

Mucho empleo temporal, muy precario y poco crecimiento económico

Employed Not Unemployed

La creación de empleo en España es la noticia del mes. Bueno, en realidad lleva siéndolo desde hace varias semanas, pero en este caso parece que deja cierto sabor amargo en la boca. Mientras desde el gobierno se pretende gestionar un discurso político alrededor de unas cifras que ya ofrecen un nivel de desempleo más bajo que el que se encontró el ejecutivo al llegar, económicamente las cosas ya no van tan bien. De hecho, se crea mucho empleo temporal, muy precario y se registra muy poco crecimiento económico.

El escaso crecimiento que estamos registrando, aunque algunos pretendan vender todo lo contrario, hace que las dudas que se establecen en el mercado de trabajo sean más que razonables. De hecho, si generando 200.000 empleos, apenas hemos conseguido que se note el incremento en la producción nacional en un 1%, no se puede decir que se trate de un empleo realmente productivo, y más bien se tiende a pensar que además de ser empleo de baja calidad, no permitirá alcanzar los objetivos planteados a medio y largo plazo para España.

Otra de las problemáticas respecto al actual mercado es que los puestos de trabajo que se generan son muy precarios. Tanto la temporalidad como la baja remuneración son dos variables que inciden de forma directa en el consumo y también en la estabilidad de éste. Cuando la población teme quedarse sin trabajo, o percibe muy poco por él, esa creación de empleo de la que se presume, no se ve reflejada en las ventas, y si eso continúa así, al menos con las cifras actuales, aún no nos hemos librado ni del cierre de muchas, ni del despido de otras tantas.

España se encuentra en un momento en el que no sabe o al menos no tiene los mecanismos necesarios para generar riqueza. Y ese problema es muy grave si no se le pone coto cuanto antes.