Empresas

Mitos sobre las PC desmentidos

Dentro de la fauna oficinesca no falta “el tío que lo sabe todo“, ese que ante el mínimo gesto de fastidio o exclamación de “la becaria linda de toda oficina” se apura a tomar el mouse de sus pálidas manitas y procede a arreglar el desperfecto que esa hija de la generación SMS ha provocado debido a la indolencia con la que se mueve en todos los níveles.

Lo peor para nosotros no es que “el tío que lo sabe todo” se anote puntos con su destreza informática, sino que lo haga a pesar de que carece de ella. Mientras resuelva alguna tontería como hacer reaparecer los iconos del escritorio, ajustar la hora o configurar la impresora, “el tío que lo sabe todo” da remendaciones a “la becaria linda” como quien lee las Tablas de la Ley: que si luz roja del módem te puede dejar ciega, que si pones un móvil cerca de la CPU te puedes cargar el disco duro, que si no denes mover el ordenador mientras se lee un CD... Todos esos mitos que, tecnicamente, califican de chorradas.

Pues bien: he aquí unos cuantos mitos desmentidos que te permitirán cerrarle la boca al “tío que lo sabe todo” y dejar boquiabierta a la becaria. En el buen sentido.

1. Mito: Colocar un móvil o un imán cerca de la CPU puede borrar el disco duro.

Verdad: Ni uno ni el otro le hacen nada al disco duro. El sonido que se escucha cuando entre una llamada al móvil es una breve interferencia sin mayores consecuencias.  El imán puede dañar la resolución del monitor.

2. Mito: Tras largas jornadas de trabajo, lo mejor es apagar y encender de nuevo la PC para que “descanse”.

Verdad: Los ordenadores están construidos para permanecer encendidos permanentemente. Si se apagan o no es una cuestión de ahorro energético. Nunca hay que apagarlos directamente, y siempre usando la función de apagado o el botón de reinicio. El disco duro podría quemarse o dañarse ante un corte brusco de energía. Entre un apagado y el encendido debe esperarse, por lo menos, 10 segundos.

3. Mito: El láser del mouse óptico pude dejarnos ciegos si lo miramos fijamente.

Verdad: Sólo sería cierto si la estupidez produjera ceguera, pero la luz del mouse es fuerte, y toda luz intensa produce daños en la retina. Por otra parte: ¿Quién gastaría su vida observando fijamente una luz intensa?

Fuente | Angelux

  • leonardo

    jajaja muy bueno, la verdad con lo del mouse me moria de la risa.