Economía

Miedo a otro verano de dudas en la bolsa

Bolsa

Difícil es de olvidar, sobre todo para los economistas, el verano de 2012, y no por su buen tiempo, ni mucho menos.

El verano 2012 será recordado como un verano de miedo por la situación general de la Economía, y sobre todo, por la prima de riesgo, que no bajo de los 500 puntos hasta finales de agosto, y que alcanzó un máximo histórico el 24 de julio de 2012, con 649 puntos. Durante todo el verano, las voces pidiendo el rescate de España eran muchas, cada vez más, y la sombra de Europa planeaba sobre la cabeza de todos los españoles, aunque finalmente, las cifras se estabilizaron.

Podría pensarse que desde aquello, la situación ha mejorado bastante, pero los datos sobre la Bolsa y la prima de riesgo de la semana pasada parecen presagiar que este verano no será muy distinto del anterior.

Miedo a la actuación de la Bolsa en los próximos meses

Con cuatro jornadas consecutivas de descensos en el IBEX 35, es imposible no recordar en verano negro de 2012,  esta vez, Bruselas ya se ha puesto en alerta, pero parece que, ni siquiera el refugio que suelen suponer las inversiones el países como Alemania, Reino Unido o Estados Unidos van a compensar la demanda.

Desde el llamado verano negro de la economía, muchas fueron las estrategias llevadas a cabo para evitar que la situación se repitieran, la emisión de bonos, y la impresión de más billetes para que el dinero fluyera fueron dos de las medidas estrellas para impulsar la economía. A ello, se unieron reformas laborales, fiscales y financieras destinadas a sanear la economía, todo con el objetivo de hacer que esta se estabilizara.

Parecía que las medidas tomadas servían para evitar el aumento de la prima de riesgo, pero los últimos datos sobre bonos a 10 años, descensos en la Bolsa y el consiguiente aumento de la prima de riesgo, que se sitúa actualmente en 335 puntos, hacen presagiar que las medidas no han sido tan efectivas como se podía pensar.

 El reflejo de la inestabilidad

Según apuntan los analistas de mercado, esta inestabilidad estiva no es más que el reflejo de que la Economía Europea está lejos de ser fuerte, y es que, el hecho de que la situación financiera de China o el juicio a Berlusconi sean dos factores importantes para el desarrollo de los datos en los próximos días, no es más que el reflejo de que la estabilidad financiera está aun pendiente de un hilo.

¿Será este otro verano de inestabilidad para la Economía?

Etiquetas: