Euríbor

MEDIDAS DESESPERADAS

Seguramente muchos de ustedes habrán leído, escuchado o visto ya esta noticia, pero no me puedo resistir a ponerla aquí.

Y es que, en estos días se está haciendo público en los medios que, Miguel Marina, vecino de Ciempozuelos, ante la dificultad de hacer frente a su hipoteca y llegar a fin de mes, ha optado por rifar su piso (de la localidad antes mencionada) a través de papeletas de cinco euros.

La iniciativa, novedosa donde las haya, viene tras meses sin encontrar comprador alguno para su casa y los problemas d insomnio que esto le está causando. El protagonista de esta historia ha declarado ante la prensa que la idea surge “fruto de la desesperación”.

El ganador del sorteo que se celebrará el próximo 15 de mayo de 2009, tendrá el piso a su disposición sin tener que pagar gastos de escrituración, ni IVA.

Para llevar a cabo el sorteo, Miguel Marina ha puesto a la venta 64.000 papeletas que, a un precio de cinco euros cada una, supone valorar el inmueble en 320.000 euros.

Aquellas personas que estén interesadas en participar en el sorteo para hacerse con el piso, pueden adquirir las papeletas en una página web puesta en marcha por el vendedor para realizar esta iniciativa: www.elpisodeloscincoeuros.com.

En la misma página podrán encontrar más información sobre las bases de la rifa, así como las características detalladas del inmueble en sorteo.

El piso tiene una superficie construida, incluyendo zonas comunes, de 77 metros cuadrados, de los cuales 60 son útiles. Distribuidos en un salón comedor, dos dormitorios, cocina, baño, aseo, terraza y tendedero, también incluye plaza de garaje.

No existe límite de papeletas a comprar, por lo que cada uno podrá adquirir la cantidad que quiera para optar a mayores posibilidades de ser el premiado. Para más incentivo, se gratifica la adquisición masiva de papeletas de forma que, con 500 boletos, se tendrá derecho a publicidad gratis en la página web del proyecto durante un año.

El sorteo está previsto para el próximo 15 de mayo de 2009, se celebrará en Ciempozuelos y ante notario, aunque la fecha puede estar sujeta a modificación si no se vendieran todos los boletos. Así, se iría prorrogando el plazo de 90 en 90 días hasta agotar existencias de papeletas.

Miguel Marina ha declarado ante los micrófonos de RNE, que están intentando que las empresas compren numerosas papeletas, aunque quizá, “con un 85% de ellas vendidas, también se podría proceder al sorteo”. Lo que desconoce es si, en caso de no poder celebrar la rifa por las escasas ventas, devolvería el dinero a los usuarios.

  Mar Criado

Etiquetas: