Vivienda

Más conductas irritantes de compradores

Price cuts

El portal norteamericano inmobiliario zilow.com ha publicado una serie de conductas irritantes de compradores, que la verdad no son tan poco frecuentes. Veamos algunas más.

Una vez que se ha llegado a un precio en que ambas partes están de acuerdo, exigen una nueva rebaja. Cuando la negociación estaba cerrada en ese sentido, la recomienzan o simplemente retiran la oferta.

También están los que inician la búsqueda, plenamente conscientes de que aún no pueden hacer la compra. Requieren de todo tipo de datos, por ejemplo de impuestos o permisos de construcción. Harán una compra, tal vez, dentro de dos años, pero van averiguando todo con tiempo. Todas las inmobiliarias han tenido este tipo de clientes que llevan mucho trabajo y no compran nada.

Otro comprador muy difícil es el que no sabe lo que quiere. Primero quiere un piso, pero luego cambia de idea y mira chalets. Quiere tres dormitorios y luego prefiere cuatro o uno. Lleva meses terminar de entender lo que quieren, ya que ni ellos lo saben. Estos clientes necesitan un agente inmobiliario con mucha experiencia para que los interprete. Con suerte, luego de mucho tiempo terminan comprando algo, por eso es que hay que prestarles atención.