Empresas

Marketing equivocado: Autoescuelas del RACC

racc

De un tiempo a esta fecha, la publicidad se ha decido a establecer una alianza con los consumidores potenciales de un producto, y esta alianza se realiza desde el sentido del humor.

Podemos ver ejemplos en la publicidad para loosers de Sprite o de Axe, en donde la falta de autoestima para relacionarse con el otro sexo son la nota de humor que identifica al espectador con situaciones terribles por las que todos hemos pasado y que vistas a través del humor nos revelan que la vida puede ser más sencilla de lo que creemos.

Sin embargo, el humor es un terreno pantanoso, y cuando se trata del humor hecho desde los prejuicios de género, la cosa se pone cruda.

A pesar de ello, las Autoescuelas del RACC de Zaragoza decidieron (no muy inteligentemente) tomar al toro por los cuernos, y llevaron al terreno de los hechos comerciales uno de los más sobados lugares comunes del prejuicio contra las mujeres: su pretendida mala conducción.

Apegados a esa idea, los responsables de Autoescuelas del RACC han lanzado una promoción para las matriculas de su curso de manejo. Como, según ellos, es más fácil enseñar a los hombres (que conducen bien) en lugar de a las mujeres (que conducen mal), a ellas matricularse les cuesta 200 euros más caro.

Un tipo de publicidad que esperamos no se apruebe en ningún curso de empresa, y que ya le ha costado a las Autoescuelas RACC de Zaragoza el rechazo del público (femenino y masculino), y posibles demandas ante los entes que regulan la discriminación por género. Y nuestra llamada de atención por su machista torpeza.

Imagen: http://www.raccautoescuela.es/