Euríbor

Los visados de rehabilitación caen un 9,9%

La cifra de visados concedidos para la restauración y reforma de edificios en el primer trimestre de este año, ha sido de 8.148, esto es, un 9,9% menos que en el mismo periodo de 2007, según fuentes del Ministerio de Fomento.

Los visados de reforma y restauración del Ministerio de Fomento recuentan los permisos otorgados para realizar obras de rehabilitación de viviendas, con vaciado del edificio, es decir, conservando únicamente la fachada pero sin que varíe la superficie construida.

El número de visados de restauración concedidos en marzo fue 2.580 lo que significa un 33,2% menos que los visados concedidos en marzo del pasado año (3.864).

Asimismo, la cifra de marzo es un 11,8% inferior al número de visados recontados en el mes precedente de este mismo año, cuando se otorgaron 2.918 unidades.

Estas cifras muestran la dura tarea que se presenta por delante al Gobierno si quiere lograr el objetivo marcado que propone que, junto a la vivienda protegida, la rehabilitación sea una alternativa al segmento residencial para mantener la actividad en el sector y frenar el aumento del desempleo.

Siguiendo dicho objetivo, en enero de este año, el Gobierno procedió a modificar el Pan Estatal de Vivienda 2005-2008 (PEV) tratando de reimpulsar la rehabilitación.

Así, el Ministerio de Vivienda se ha propuesto mejorar la financiación de las rehabilitaciones, posibilitando que los promotores y propietarios de las viviendas rehabilitadas puedan acceder a préstamos protegidos, con un interés del 5,09%, inferior al que ofrecen las entidades financieras.

En esta línea, el Ministerio de Vivienda, dirigido por Beatriz Corredor, ha ampliado, en el marco del PEV, el concepto de áreas de rehabilitación, creando el de áreas de renovación urbana, en las que se podrá derribar viviendas situadas en zonas muy degradadas para construir otras nuevas.

Por otro lado, el pasado viernes fue aprobado por el Consejo de Ministros la aplicación de un tipo reducido del 7% en las obras fundamentales de rehabilitación de edificios, siempre que el valor de las obras sea superior al 25% del valor total de la edificación, sin incluir la repercusión del solar que es lo que, hasta ahora, hacía difícil beneficiarse de dicha ventaja al aplicarse el porcentaje del 25% a valores muy elevados.

  Mar Criado