Economía

Los sistemas económicos: el capitalismo (I)

 Desde el punto de vista jurídico, el sistema capitalista, conocido también como de economía de mercado, se basa en la propiedad privada de los medios de producción.

Estos están en manos de personas que o se limitan a ser dueños de la empresa o ejercen también su dirección, pero dejando siempre las demás tareas en manos de subordinados asalariados. Ha hecho un gran contraste con el sistema económico precedente, o sea el feudalismo, en el que la colaboración de las personas pasó a obtenerse mediante el pago de un salario monetario.

Bajo el capitalismo los individuos tienen la libertad de contratar con otros y emprender las actividades económicas que más les plazcan para beneficio propio. Las restricciones que los gobiernos establecen suelen limitarse a proteger los intereses de la población, como administrar la justicia, limitar los abusos, mantener el orden y desarrollar aquellas actividades que el sector privado no puede o no quiere encarar actualmente.

El capitalismo dio lugar a formidables avances en la creación de riquezas, pero originó nuevos problemas, como el de encontrar una solución aceptable para repartirla entre todos los que en su proceso colaboran, de una manera u otra, pagando salario a los obreros, intereses a los prestamistas, utilidades a los empresarios.

Como la distribución que resulta del sistema de precios no siempre es considerada justa, las disputas entre empresarios y asalariados se han multiplicado. Fue por eso que no pocos vieron en el socialismo, la forma de poner fin a estos enfrentamientos.
En la próxima entrega terminaremos de ahondar en estos conceptos.

Imagen: GrupoTamemur