Empleo

Los sindicatos piden elevar el salario mínimo a los 800 euros

European currency sick concept

Probablemente la negociación del Salario mínimo interpofesional que se lleve a cabo en los próximos años será de las más duras. Aún a riesgo de saber que tener un SMI establecido no garantiza siempre que el mercado laboral sea el mejor, y por mejor entendemos más estable y que se gane más.

Desde luego, no se puede mantener la tesis de que la producción no arranca para mantener el actual salario o para aumentarlo en apenas décimas como se hizo el año pasado. Y las propuestas sindicales sobre la mesa parecen estar muy lejos de los planteamientos del actual gobierno. Pretender un salario mínimo de 800 euros para 2016 puede ser mucho si se tiene en cuenta la economía, pero es más bien poco si pensamos en lo que cobran nuestros socios europeos.

Está claro que si echamos un vistazo a los salarios mínimos que se contemplan en otros países de la Unión Europea, en los cuales la moneda es el euro, las diferencias son brutales. De hecho, a excepción de Portugal, los demás países que forman parte de la Unión Europea desde hace los mismos años o más que España, tienen de media salarios mínimos que superan los 1000 euros con creces.

Pero por el otro lado, la economía española, con su serie de ajustes, no puede permitirse elevar sin más el SMI hasta los 800 euros en dos tandas como piden los sindicatos. Una este mismo año que lo colocaría en 715 euros con un aumento del 12,5%, y otra en 2016, hasta alcanzar los 800 euros, que supondría aumentarlo algo más del 10%. La economía no tiene esos beneficios en porcentaje, y la productividad en España continúa a la baja. Eso, sin contar el gravísimo problema del paro, al que no ayuda nunca el hecho de subir los sueldos por ley. ¿Se llegará a algún acuerdo entre las fuerzas políticas y sociales?