Economía

Los riesgos de invertir en Bankia

invest

Se ha hablado mucho de la salida de Bankia a la Bolsa. Incluso se le ha calificado como el paso que podría alejar a España del abismo del bono basura. Sin embargo, la banca no las tienes todas consigo. Hay que decir que cada uno de los riesgo que Bankia afronta al cotizar en Bolsa (y que compartirá su hipotético inversor) están detallados en el folleto que la banca entregó a la CNMV. Para conocerlo sólo hay que leerlo.

A saber, Bankia llega a la Bolsa con una fuerte exposición inmobiliaria, en mitad de la guerra del pasivo, en un entorno económico débil y con la presencia del FROB en su accionariado. Este último es el que más preocupa a los inversores privados. O el  que más debería preocuparles.

El FROB o Fondo de Reestructuración Ordenado Bancario suscribió 4.465 millones de euros en participaciones preferentes convertibles en acciones en el Banco Financiero de Ahorros (BFA), matriz accionaria de Bankia.

Para librarse de la indeseable presencia gubernamental, Bankia intenta captar fondos privados. De otro modo, el FROB puede llegar a controlar entre el 66% y el 85% del capital. Y además el principal accionista de Bankia (50,3%), el Banco Financiero y de Ahorros, es un deudor del FROB que podría verse obligado a vender su participación de Bankia ante el requerimiento del Fondo.