Euríbor

Los promotores están dispuestos a bajar los precios

En contraposición a la anterior entrada, según podemos leer en el diario digital elmundo.es, Enric Reyna, presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de Barcelona (APCE), asegura que los promotores están dispuestos a bajar los precios de los pisos.

Reyna ha querido señalar que el problema es que “los bancos no dan hipotecas” porque la crisis no es inmobiliaria sino financiera: “Los promotores están dispuestos a bajar precios, y a vender sin ganar o hasta perder, pero de nada sirve si cuando los compradores van al banco no les dan la hipoteca”.

Aún así, ha manifestado que los precios no bajarán entre un 20% y 30%, como pronostican otros expertos del sector, y ha vuelto a instar a la Administración a actuar de acuerdo con la actual coyuntura.

El presidente de APCE ha reconocido que en los últimos diez años los promotores “no se han ajustado” a las necesidades de la población en cuanto a localización, precio y características de las viviendas, lo que ha “agudizado” los problemas de acceso a la vivienda, especialmente a los jóvenes.

Ante esta situación, Reyna apunta hacia el alquiler como una opción “necesaria” e invita a la Administración a mejorar la fiscalidad para sacar al mercado inmuebles en alquiler.

Durante una jornada sobre las oportunidades que ofrece el alquiler en la actual coyuntura, organizada por la Asociación de Promotores y Constructores de Barcelona, Reyna ha indicado que, si bien el alquiler hasta ahora “no era una opción rentable para nadie”, en la actual coyuntura de crisis puede ayudar a mejorar la situación de muchas empresas, al comprador y a sectores de población como el inmigrante.

Por ello, ha hecho un llamamiento a la Administración para que las condiciones del alquiler mejoren, ya que considera que las medidas adoptadas hasta ahora se han quedado “a mitad de camino”. En su opinión, existe demanda de vivienda en renta y los promotores deben apostar por este negocio.

Para Reyna, una mejora en la fiscalidad del alquiler ayudaría asimismo a que los propietarios de segundas residencias, que sólo alquilan sus pisos en verano, se plantearan arrendarlos todo el año, sacando así al mercado “una parte importante de stock” de viviendas desocupadas y segundas residencias, que en España se calcula que es de un 32%.

En cuanto al “baile de cifras” sobre cuántas viviendas desocupadas existen en España, Reyna considera que es competencia del Gobierno cifrar este porcentaje y dar fin a la “incertidumbre” en la temática, para poder actuar con medidas alternativas que pongan en el mercado gran parte del mencionado stock.

 -Mar Criado-