Vivienda

Los pisos que vende la banca

Bathroom in old abandoned home

Os propongo un ejercicio que ayer me he tomado el trabajo de hacer. Entrad en las inmobiliarias que tienen las entidades financieras y mirad que es lo que tienen a la venta. Si bien más o menos se puede sospechar que lo que tienen no es muy bueno (hay algo bueno, pero en cantidades realmente pequeñas), es diferente verlo. Y sobretodo comparar la descripción con la foto, lo que ya es una tremenda diferencia. Si pensamos que la foto es la mejor imagen  y que en persona las cosas no son tan lindas, no quiero pensar lo que son.

En primer lugar un “engaño” que suelen usar es poner “cuotas de 356 euros” por un piso de 100 metros cuadrados. Cuando vemos la cuota es por un plazo a 40 años, por eso es que no es tan grande. Claro que si vemos cuanto terminamos pagando es, como mínimo, llamativo. La cifra final suele ser un verdadero disparate, que se podría pagar por algo mucho más grande en un lugar mucho mejor.

El segundo “engaño” es la descripción. Dice, por ejemplo, que tiene tres habitaciones, que necesita algunas reparaciones. Pues no necesita algunas reparaciones, hay que hacerlo de nuevo. Hasta en la foto suele verse la humedad en las paredes, la falta de encimeras, problemas con las aberturas, etc.

El tercer “engaño” es el precio. Dicen tener una rebaja del 60 %. Tal vez sea así  y alguien en total estado de demencia ha comprado eso por un precio insólito. Pero ni bajando el precio un 60 % del que tienen a la venta, se puede vender.