Economía

Los niños de la crisis

euribor.es crisis comedores sociales

Las consecuencias de la devastadora crisis que azota nuestro país desde hace cinco años son, desgraciadamente, numerosas: subida de impuestos y de facturas con la consiguiente pérdida de poder adquisitivo, que sin dudas repercute en la demanda, que mengua sin parar y que obliga a las empresas a reducir su plantilla, lo que a su vez se traduce en desempleo. Paralelamente, la administración pública se ahoga en su propia deuda, que cada vez es más alta porque la prima de riesgo hace tiempo que tomó una senda alcista de la que nadie sabe cuándo, dónde ni cómo acabará. En consecuencia, las prestaciones públicas peligran, pero más parados exigen más esfuerzo económico por parte del gobierno. Esta radiografía simplista de España, con sus causas y consecuencias que se entrelazan y se invierten, es algo ya conocido por todos.

Pero cuando dejamos los números a un lado y enfocamos la crisis desde un punto de vista humano, las consecuencias son realmente terribles. Y es que según cuentan ONGs, la crisis ha aumentado el número de familias que deja a sus hijos al cuidado de la Administración. Los centros de día, que en su momento cumplían una función puramente educativa y de refuerzo, se ven obligadas a abrir nuevos comedores sociales que garantizan una comida diaria a los niños. Algunos trabajadores sociales de estos centros alertan que cada vez se dan más casos de desnutrición. Se trata de niños cuyos padres han perdido el trabajo y las prestaciones por desempleo, y se pasan el día buscando trabajo, incluso durmiendo en la calle, por lo que la función de estos centros está siendo de extrema importancia.

Etiquetas:
  • http://www.agenciamediterranea.es alquiler valencia

    La crisis hace que las familias no puedan pagar sus casas, sus hipotecas, no tengan dinero para alimentarse…
    Siempre pagan las consecuencias quienes menos culpa tienen.