Euríbor

Los jóvenes tendrían que cobrar un 186 por ciento más para poder comprar una vivienda sin sobreendeudarse

euribor_es-emancipacion_jovenes_vivienda-296x2222

Un joven en España tendría que cobrar un 186 por ciento más al mes (3.478,56 euros) para poder acceder a una vivienda libre en España, teniendo en cuenta que, según señala el sociólogo y autor del informe, Jofre López, el salario medio anual de los jóvenes españoles es de 14.577 euros, por lo que tendría que superar los 41.742 para poder adquirir un inmueble. Son datos que se desprenden del último Observatorio Joven de Vivienda correspondiente al cuarto trimestre de 2008 elaborado por el Consejero de Juventud de España.

Estas cifras manifiestan claramente que los ingresos mínimos necesarios para comprar una casa cada vez se alejan más del poder adquisitivo real de los jóvenes, aunque se registran diferencias según la comunidad autónoma en la que nos encontremos así, en El País Vasco se necesitaría un 258,50 por ciento más; en Islas Baleares el incremento necesario en el sueldo sería de 255,72 por ciento; en Madrid el porcentaje asciende al 236,86 por ciento; en Cataluña sería necesario aumentar los salarios en un 222.20 por ciento; y en Cantabria la subida requerida sería de 201,13 por ciento.

El informe calcula que los jóvenes tendrían que destinar el 85,9 por ciento de su renta a la adquisición del inmueble, cifra bastante alejada del 30 por ciento que el Consejo de la Juventud estima razonable. También en este sentido existen diferencias en el territorio español, por ello, en las provincias donde mayor esfuerzo habría que realizar serían: Vizcaya (111,6%), Barcelona (110%), Guipúzcoa (106,6%), Baleares (106,7%) y Madrid (101,1%). Mientras que nos menores índices de inaccesibilidad se registraron en Teruel (45,6%), Cáceres (45,8%), Ciudad Real (47,4%), Cuenca (48,1%), Palencia (54,4%), Badajoz (55%) y Lérida (55,5%).

A pesar de estas cifras, el informe señala que el coste de acceso a la vivienda (porcentaje de ingresos que una persona debe destinar a comprar una casa) bajó trimestralmente entre octubre y diciembre de 2008 por vez primera desde el año 2001. Concretamente, el coste cayó un dos por ciento en el conjunto de España durante el último trimestre del pasado año. No obstante, esta caída, principalmente provocada por la bajada de los tipos de interés y el precio de la vivienda, ha coincidido con una coyuntura negativa en el mercado de trabajo ya que, en tres meses la cifra de personas jóvenes en paro y sin recursos ha aumentado un 20,82 por ciento. Y ya supone el 18,2 por ciento de toda la población joven activa, 27,6 en el caso de los menores de 25 años.

Menos de 35 metros cuadrados
En cuanto a superficie, el informe asegura que si una persona joven pudiera adquirir una vivienda libre sin endeudarse por encima del 30% de su renta, esta vivienda no podría pasar de los 34,9% metros cuadrados construidos, aunque al hablar de alquiler llegaría a los 41,4 metros cuadrados.

Todo ello ha provocado que en el año 2008 se desacelerase el incremento en la emancipación de los jóvenes. Aún así, más de 5 millones de personas de entre 18 y 34 años lograron abandonar su hogar de origen, lo que supone el 46,3 por ciento del total de jóvenes en España.

Con estos datos, el Consejo de la Juventud reivindicó la puesta en marcha inmediata de políticas que hagan posible el derecho que tienen los jóvenes para emanciparse y propuso promocionar planes de emancipación juvenil, crear institutos públicos de vivienda para que gestiones ayudas, proporcionar un número suficiente de viviendas asequibles, garantizar un cupo de viviendas para jóvenes o establecer un porcentaje obligatorio de reserva de VPO, entre otras cuestiones.

En este sentido, según el vicepresidente del Consejo de la Juventud, José Luis Arroyo, las administraciones públicas tienen que coordinarse para favorecer el acceso de los jóvenes a la vivienda en España y fomentar la política del alquiler como alternativa real a la compra.

  • Martin

    Aqui estamos hablado de sueldos, y comparando estos con un bien como es la vivienda. O mejor dicho un bien o un servicio, ya que esta es la forma en la que otros paises valoran el echo de tener una casa.
    A mi me gustaria comparar los sueldos en España no con los bienes, si no con algo que mi juiciio es mas correcto, y es la productividad. Es decir un sueldo no es alto o bajo comparandolo con lo que cuesta un coche una casa o un cafe. Lo que hay que ves es lo que un señor produce y lo que gana por el beneficio que esta produciendo a una empresa. Y creo recordar que en España la productividad esta por los suelos. Creo que esto habria que abordarlo de una forma seria, ya que no hay forma de reformar el sistema economico de un pais si antes de fijarnos en lo que hay que trabajar nos fijamos en lo que ha que ganar para comprarse un piso.
    España no va bien y aunque la crisis es Global, en este pais va a durar mas tiempo y va a ser mas prfunda y nos va a dejar en una posicion peor que la que van a tener otros paises cuando se recuperen,.
    La solucion no es engañar las digras del paro creando funcionarios, eso solo es crear pobreza y gastarse el dinero en medios no productivos, que a la larga crearan mas impuestos.
    Hace falta que se deje de hablar de sueldos y empezar a hablar de productividad, Puede ser mas barato un Aleman que cobre 3000euros a un español Mileurista
    Saludos a todos

  • Maki

    El artículo, como muchos otros es sensacionalista.

    Un joven, puede alquilar un piso, no está escrito en ningún sitio que tenga que comprarlo. En el caso de compra, cuando se supone, ya tiene una estabilidad laboral y muchas veces familiar, puede contar con dos sueldos, el suyo y el de su pareja, por lo tanto los números del artículo ya cambian substancialmente.
    Este es un país en el que le estamos inculcando a cualquier joven que empiece a trabajar, que tiene que comprar un piso, que le ligará a nivel laboral y a nivel geográfico, y que además tiene que hacerlo solo. Yo he vivido de alquiler hasta que con mi pareja nos pudimos comprar un piso, y esto, lejos de lo que se dice, no es tirar el dinero, es hacer las cosas ordenadamente. Una vez sabes que tienes una cierta estabilidad laboral, geográfica y de pareja, viene la hipoteca, no antes. Luego pasa lo que pasa.