Vivienda

Los intereses de la hipoteca a niveles de 2008

intereses

En los últimos meses, el Euríbor ha tenido una tendencia decreciente y, a pesar de que en algunos meses el resultado final ha sido algo superior que en otros, se podría decir que la media  de 2013 ronda el 0.5%, o lo que es lo mismo, que se encuentra un punto por debajo de hace un año.

Por lo que se refiere a hipotecas, lo datos también son claros, el endurecimiento de las condiciones para acceder a un crédito para comprar una vivienda, unido a la difícil situación económica y a la falta de solvencia por parte de las familias, ha hecho que el número de contratos firmados haya bajado, de hecho, en junio de 2013 se firmaron 14.000 hipotecas, una cifra que no se registraba desde 1995.

Los intereses se mantienen a pesar de los datos

Con el Euríbor en caída continua, y el una situación en la que cada vez son menos las hipotecas que se firman, cabría pensar que las condiciones para acceder a créditos para la vivienda serían más suaves que en los años de burbuja inmobiliaria y, sin embargo, la última estadística sobre vivienda revela que la realidad es bien distinta.

115.000 fueron las hipotecas firmadas en el primer trimestre de 2013, si se comparan con los datos de los años de la burbuja del ladrillo, esta cifra sería la media registrada para un solo mes, y no por ello, se pagan menos intereses. A pesar de que el Euríbor se encuentra sobre los 0.5 puntos, cada una de las hipotecas firmadas en 2013, tienen asociados unos intereses del 4.5%, o lo que es lo mismo, similares a los que pagaban quieres firmaron la hipoteca en la época de bonanza.

Disminución del número de hipotecas

La tendencia a la baja en el número de hipotecas firmadas es una realidad presente en todas las Comunidades Autónomas y, a pesar de que todo indica que el Euríbor seguirá a la baja, mientras no se reduzcan los intereses será difícil deshacerse del stock inmobiliario que tienen los bancos.

  • http://www.financierageinsa.com/ Guillermo

    Los bancos son cada vez más reticentes a conceder una hipoteca, y cada vez menos gente está en condiciones de solicitar una. Mientras no cambie alguna de las dos cosas, el Euribor seguirá bajando