Finanzas

Los clientes financian la mayor parte del crédito bancario

Depositphotos_19225943_m

¿De dónde proviene el dinero que la banca española presta a cuentagotas? De sus clientes. De los depósitos de los clientes. Esta es la nueva faz del sistema financiero español, un rostro que ha cambiado de forma dramática en apenas cuatro años.

En el 2007, inició oficial de la Crisis Mundial, la mayoría de los créditos bancarios en España se componía de “imposiciones a plazo y cuentas a la vista de clientes”, en un 60%, y un 40% del dinero que la banca prestaba llegaba de los mercados mayoristas.

Con la quiebra en el 2008 de Lehman Brothers, se han vuelto habituales la escasez periódica de liquidez interbancaria y, con ello, un aumento de la desconfianza entre entidades. Ese ha sido el inicio de la Guerra del Pasivo: la lucha entre lo bancos españoles por hacerse con el dinero de los clientes, con el depósito como principal herramienta.

El resultado: que entre un 70% y 80% de los créditos actuales se encuentren sustentados en el dinero de los clientes. En el caso del Banco Popular, “los depósitos han pasado de representar el 43% de la financiación al 84%”.