Vivienda

Los casos perdidos

Real estate collage

Cuando se analiza el desastroso mercado inmobiliario de nuestro país se suelen repetir las mismas cosas. Una de las que más se dicen es que falta financiación. Por supuesto que falta, la han mal gastado por muchos años y ahora no nos queda ni un poco, por ponerlo en términos vulgares. También se dice que el problema es el precio. No siempre es el precio. Hay pisos que han ajustado su precio y se han vendido sin problemas, hay quienes no han necesitado hacerlo y están los que por más que bajan y bajan, no venden.

Esos son los casos perdidos y lamentablemente son muchos. Se ha construido mucho y mal. Pero mal en todos los sentidos de la palabra. Malas localizaciones, zonas peligrosas o sin servicios, alejadas, sin perspectivas de mejora, etc. Pero no es ese solo el problema. Terminaciones horribles, pero no desde el punto de vista estético sino que funcional. En otra palabras, paredes con humedades, rajaduras, etc. Todos eso en pisos que tienen muy pocos años.

No hay ajuste de precios que salve eso. Lo más triste del caso es que esos pisos se han pagado lo que nunca se debió pagar. Se han creído promesas de mejoras en la zona, de servicios que nunca llegaron, de terminaciones que no son ni remotamente las que han puesto. En muchos casos una estafa pura y dura, en otros más complicado de demostrar. En todos, difícil salir de la situación.

Claro que no todos son casos perdidos pero hay que asumir un número de ellos mucho mayor del que se dice.