Economía

Los cajeros automáticos de marca blanca se apoderan de Londres

cajeros de marca blanca

La verdad es que cuando hablamos de marca blanca, en España pensamos directamente en los supermercados y de forma particular en los productos de alimentación. Sin embargo, los productos sin marcas comerciales de primer nivel, o al menos aquellos que fabrican los propios distribuidores no son algo que solamente nos encontremos en el apartado de los productos de nuestra dieta diaria, de hecho, en el mundo de la electrónica, ya nos empezamos a encontrar con los primeros ejemplos. Pero hoy no queremos hablarte de lo que es más o menos frecuente encontrar en nuestro país, sino de la que parece la nueva moda de Reino Unido, porque allí, los cajeros de marca blanca marcan tendencia.

Como habrás podido deducir por su nombre, aunque aquí no los conozcamos, son cajeros que no pertenecen a ninguna entidad financiera. Van por libre. Y aunque en España no sean nada comunes, en Inglaterra representan ya más de la mitad de la red de cajeros automáticos en el país tras su expansión en los últimos meses. Aunque en Europa sea el caso más llamativo, hay otros países en los que es habitual encontrarse con ellos. Así, por ejemplo en Estados unidos, en Canadá, o en India son algo de lo que nadie se extraña.

Pero ¿cómo funcionan estos cajeros? En realidad, son idénticos a los de cualquiera de los que pertenecen a una entidad bancaria. La única diferencia es en cómo cobran sus comisiones. En el caso de que expongan los logos de uno o varios bancos, son ellos los que asumen el pago. Sino, los clientes pueden ser los que paguen por acceder a servicios que tienen en lugares concretos en los que por lo general, no sale rentable que una entidad coloque el suyo propio. Por otro lado, también pueden cobrarles a las entidades en las que están situadas, como por ejemplo es el caso de los aeropuertos o de los centros comerciales.

¿Has visto algún cajero de marca blanca?