Empresas

Los básicos de oficina

Las oficinas son espacios físicos destinados para el trabajo (cualquiera sea el área en la que te desempeñes) donde un grupo de personas diferentes son objetivos laborales  en común en algunos casos o cuestiones personales que los acercan. Es decir, pueden ser variados los factores por los cuales  están compartiendo muchas horas al día juntos.

Uno de los objetivos que ha de establecerese es que el clima colaborativo permita regular las oportunidades profesionales donde cada no pueda realzar la profesionalidad con el estilo personal. Así la unión de cada una de las partes estrechará los vínculos y sentirán bienestar al consultar a un colega para contribuir a que el proyecto que están desarrollando sea un logro en equipo.

Focalizar la capacitación para que tu desempeño mejore en calidad y en rendimiento de tiempo de entrega, leer los informes tranquila (al menos dos veces) es bastante importante ya que en la primera sabrás de que trata, luego como desarrollar y combinarlo con tus concimientos para articular con tus compañeros. 

Trabajar con en grupo es una experiencia alucinante y sumamente enriquecedora desde lo humano y desde lo profesional. La utilización correcta de la información que se transmiten en las reuniones es en la mayoría de las ocasiones parte de los objetivos institucionales donde cada uno “colabora” con la actitud a que el escenario laboral sea un espacio de interacción humana.

Cuando sientas tensión o presión respira profundamente para poder continuar tus actividades relajada y obtener un rendimiento óptimo. No exponiendo las falencias y problemas personales que afecten al grupo lograrás consolidarte al tener los objetivos focalizados.

Complementa el lenguaje corporal con la presentación del aspecto exterior, también la diplomacia es un camino abierto al entusiasmo personal y eso se transmite creando una atmósfera de bienestar. Imprimí en tus espacios el sello personal que te caracteriza sin opacar a tus compañeros sino invitándolos a ser parte del desarrollo , reflexiona y revaloriza los vínculos en este espacio donde pasas muchas horas de tu día.

Organizar tus tareas en una lista o agenda según horarios, pasar en la computadora el informe o la presentación, hacer las correcciones, editar el proyecto para la junta del día siguiente y el chequear la ortografía … son algunos de los pasos que no debes ovidar realizar. Trata de mantener silencio porque si ya en la oficina tiene un/a compañero/a cotorra, tu actitud ayudará a que él/ella se plantee el hábito mediante el código corporativo que algunas empresas han comenzado a manejar.

Imagen: Reinas