Finanzas

Los Bancos también emigran

bancos

En estos últimos años se habla mucho de emigración y de jóvenes que han dejado el país para buscar oportunidades laborales o, por lo menos, para poder trabajar en algo… Pero hay otra emigración de la que se habla menos, pero que también afecta, sobre todo a zonas rurales y pequeñas poblaciones, se trata de la emigración de las entidades bancarias.

Pueblos y ciudades sin Bancos

Cuando hace un año se procedió al rescate bancario español, los ejecutivos responsables de la troika exigieron una serie de medidas para reducir el gasto de las entidades bancarias en peor situación económica. Entre estas medidas se encontraba en cierre de las oficinas menos rentables, es decir, las que menos beneficios daban.

Lo que no tuvieron en cuenta estos ejecutivos fue que, estas oficinas se encontraban en poblaciones pequeñas, con pocos habitantes, y que tenían en aquel Banco la única entidad bancaria de todo el pueblo.

Muchos de los afectados de este abandono de los bancos son jubilados y propietarios de pequeños comercios  que en la actualidad se ven obligados a desplazarse hasta otras localidades con el fin de realizar transacciones bancarias tan básicas como el retiro de fondos o el pago de facturas.

¿El principio de la exclusión social?

 El perfil del ciudadano afectado por esta situación es el de mujer, con más de 40 años y que lleva más de dos años en paro; ancianos y jubilados son el otro gran colectivo afectado.

Para los sindicatos, el hecho de que muchas localidades y áreas marginadas de las ciudades se hayan quedado sin Bancos es el primer paso para la exclusión social y la marginación de las personas que viven en estas zonas.