EconomíaGuías prácticas

Lo que no debes hacer con tu dinero (II)

bankrupt

Seguimos con las recomendaciones: he aquí algunos de los movimientos que nunca se deben hacer si no quieres perder dinero…

3. Convertirte en avalista
Lo que es un acto de buena fe (ayudar a un familiar o amigo a sortear los trámites para conseguir un préstamo, una hipoteca o un alquiler) puede suponer uno de los más graves errores de nuestra vida financiera, y llevarnos a la ruina.

¿Qué significa ser un aval? Uno de las razones de los abusos y sorpresas amargas que reciben los avalistas es su desconocimiento de lo que significa ser un aval. Legalmente, un aval es la persona que se hará cargo de la deuda en el caso de que el titular no pueda pagarla.

Por ejemplo: son comunes los casos en que el titular de una hipoteca no puede seguir pagando, y no cubre el monto de la deuda con la venta de la casa, el embargo de sus sueldos y el embargo de su patrimonio. Entonces, el aval debe cubrir el resto de la deuda como si fuera el titular.

Nunca hay que ser aval de nadie, por cercano que sea.