Empresas

Lo que el póquer enseña sobre el arte de emprender (II)

People around the poker table in casio

4. Antes de unirte a la partida, aprende a jugar
Para emprender, hay que saber producir dinero con los recursos propios, y eso es algo que sólo se aprende observando cómo lo hacen otros. Antes de trabajar por tu cuenta, trabaja para otros, en el mismo sector que te quieres desarrollar. Y entonces aprende los trucos, hazte de contactos, adquiere tu propio estilo.

5. Elige la mesa a la que concurres
Antes de unirte a la partida, echa una mirada a quienes componen la mesa: ¿Son más hábiles que tú? ¿Con más experiencia, con mayor capital? ¿Son demasiados? ¿Ya han cogido las mejores cartas? Antes de entrar al negocio, estudia al mercado, y no entres si las circunstancias y la competencia te juegan excesivamente en contra.

6. No cometas bluf
A la larga, tu mejor capital como empresario es tu reputación. Mentir, jugar tramposamente, negar tus deudas… Todas las tácticas del mentiroso dan resultado, en el póquer y las empresas, pero en un juego social, la reputación cuenta. Si haces bluf, te quedarás sin partidas, pues nadie acudirá a tu mesa.