Guías prácticas

Licencias de actividad para iniciar tu negocio

rental agreement, close-up

La licencia de actividad es el documento que acredita que un local tiene las condiciones adecuadas para acoger cierta actividad económica y que cumple con los requisitos ante el Ayuntamiento de la localidad. La instalación de un nuevo establecimiento, el cambio de titularidad, el cambio, su ampliación o la apertura de despachos profesionales requieren una licencia de actividad.

Cuando busques un local para el negocio es importante que investigues los requisitos para adecuar el lugar a los requisitos para el tipo de actividad que se piensa desarrollar. Para evitar costes innecesarios, asegúrate que el local cumple con todos los requisitos antes de cerrar el alquiler o la compra.

También puedes contratar una Entidad Colaboradora de Gestión de Licencias Urbanísticas donde te realizarán un informe técnico para saber los daños y riesgos que puede causar a los clientes la actividad que se piensa desarrollar.

Para ello hay dos tipos de actividades, las inocuas que son las que no  generan molestias, daños a bienes públicos o privados ni a personas, ni representan un impacto medioambiental. Mientras que las actividades calificadas son las que representan una molestia o son peligrosas y necesitan de medidas de seguridad, medioambientales y sanitarias para ejercer.

Si piensas desarrollar tu actividad en la capital, las licencias de actividad en Madrid se conceden al dueño de un negocio para el desarrollo de una actividad determinada. Esta deberá renovarse cada vez que se cambie la actividad o que haya modificaciones en la titularidad de dicha licencia.

Puedes ponerte en contacto con ECLU para que te ayude a hacer el informe técnico que incluye los planos del local con su ubicación, reformas, distribución, y cumplimiento de las normas de insonorización y para acceso a minusválidos, así como de higiene y normativa en caso de incendios.