Empleo

La libre circulación en Europa empieza a restringirse

libre circulación

La libre circulación de personas es uno de los aspectos más interesantes de la Unión Europea para los ciudadanos, el hecho de que los desplazamientos sean libres y sin necesidad de permisos especiales o de visados hacen de una Europa unida un concepto un poco más fácil de creer.

Sin embargo, cuando se incluyó la libre circulación a los derechos de los ciudadanos europeos no se tuvo en cuenta que una grave situación económica, de larga duración, fuera a producir desplazamientos masivos de ciudadanos en busca de trabajos de determinados países de Europa a otros.

Alemania pone coto a los ciudadanos que no encuentren trabajo

Una parte de Europa es considerada “rica”, mientras que la otra está pasando por una importante crisis, que se refleja, sobre todo, en la economía y en el trabajo, por ello, y en base al derecho de libre circulación, muchos ciudadanos de países como España, Rumanía o Bulgaria, han decidido hacer las maletas y apostar por un futuro nuevo en lugares como Inglaterra, Suiza, Bélgica o Alemania.

Lo que el principio era un derecho, ahora está empezando a convertirse en una carga para los sistemas de prestaciones y ayudas, así como para el sistema sanitario. Países como Suiza que no forma parte de Europa, pero que tiene acuerdos comerciales y de circulación el la UE, o Bélgica ya han empezado a tomar cartas en el asunto, y cuentan con un plan que insta a los extranjeros con mucho tiempo de residencia en su país y que no encuentran trabajo en un periodo de tiempo determinado, a abandonarlo.

Ahora Alemania, unos de los pilares de la UE, también está pensando en aplicar una política restrictiva de ayudas y subvenciones para emigrantes europeos que estén más de seis meses en el país sin trabajar.

¿Una Europa menos libre?

Desde Alemania han defendido que no es su intención limitar la libre circulación, pero que pretenden evitar fraudes laborales y estafas al sistema de subvenciones.