Vivienda

Las ventajas de alquilar vivienda desde el punto de vista del inquilino

Si bien, dadas las condiciones actuales del mercado, mi recomendación firme sigue siendo comprar, hay situaciones en las cuales alquilar es la mejor opción. Veamos más detalladamente cuáles son esas ventajas.

En primer lugar, no es necesario contar con ningún capital, o alcanza con que éste sea muy pequeño (algún mes de depósito en garantía). En caso de comprar, esto no es así, ya que la hipoteca pocas veces cubre el 100 % del valor, y ya habíamos visto que es necesario prever un 10 % por encima de éste, para los gastos. Estos son los devenidos de la documentación requerida, gastos de notario, cargas impositivas, etc.; todo lo cual no aplica en este caso. Por supuesto que esto implica como consecuencia, que las gestiones a realizarse son mucho más sencillas. También puede ser que decidamos alquilar algo ya amueblado, lo que reduce aún más los gastos iniciales.

Todos los servicios básicos ya están contratados, y no hay que hacerse cargo del trámite de darles de alta. Me refiero a luz, agua, etc. Solamente hay que hacerlo con los servicios especiales, si es que los requerimos.

La movilidad que implica estar alquilando, nos permite tomar algunas decisiones con más facilidad, ya que no estamos tan ligados a un lugar. Un ejemplo de esto sería aceptar un trabajo en otra ciudad. También esta situación es más adaptable a cambios normales de la vida: nacimiento de hijos, disminución de los miembros de la familia, etc.

El mantenimiento de la vivienda o del edificio, corre por cuenta del propietario. Esto aplica a las rupturas por el paso del tiempo, reformas del edificio etc., pero no a las producidas por mal uso del inquilino, por supuesto.

Fuente: www.enalquiler.com | Imagen: flickr.com