Finanzas

Las secuelas económicas de abolición de las corridas de toros

Corrida. Matador Fighting in a typical Spanish Bullfight

En estas cuestiones no hay puntos intermedios: para los defensores de “la fiesta brava”, abolir las corridas de toros en una ciudad como Barcelona es un atentado contra la esencia misma de la hispanidad (paradójicamente). Para los detractores, que han impulsado la Iniciativa Legislativa Popular, elimina las corridas de toros equivale a borrar una de las prácticas mas salvajes convertida en fiesta popular.

Entre una y otra perspectiva, hay mucho dinero.

Las corridas de toros (al día de hoy, prohibidas en Barcelona y, en un efecto contagio, pendientes de un hilo en Madrid) generan al año 2.500 millones de euros. Se trata, después del fútbol, de la actividad más popular.

La prohibición catalana afectaría los hábitos de consumo de los 200.000 habitantes de las Tierras del Ebro que participan de unos 500 festejos anuales que involucran corridas de toros. La Monumental de Barcelona es la segunda en tamaño y capacidad en España.

Algunos colectivos hablan de que la prohibición, más que un atentado contra la tradición, es una aberración contra el derecho de libre empresa.

Lo cierto es que mientras se aplaude la decisión catalana, no hay nada sobre el plan para la reconversión de los trabajadores y espacio de la fiesta, ahora que se ha terminado. Por no hablar del futuro de los toros…

Fuente: ABC


 

  • Pingback: Blog de Empresas » Las secuelas económicas de abolición de las corridas de toros