EconomíaVivienda

Las inmobiliarias y las cotizaciones en bolsa

Paralelamente a la crisis inmobiliaria, y en cierto sentido como consecuencia de ésta (o de su arrastre) se ha vivido en el mundo (y se sigue viviendo) una importante inestabilidad en las bolsas de todo el planeta. A su vez, ambos fenómenos se intrincan cuando hablamos de las cotizaciones en bolsa de los grandes grupos inmobiliarios. En lo poco que va de este año, ocurrieron en nuestro país algunos hechos en este sentido que merecen algún análisis.

Sin embargo hay diferencias importantes entre lo que es una crisis inmobiliaria y lo que es la inestabilidad de las bolsas. En el primer caso el criterio de tiempo es fundamental. Los fenómenos se establecen con cierta lentitud y se resuelven también de esa forma. Todo ocurre en mediano y largo plazo. Una crisis en las bolsas, si bien tiene antecedentes que pueden permitir entrever la posibilidad que ocurra, es mucho más dramática. Los plazos son breves. Todo ocurre a gran velocidad, las subas y las bajas.

Algunos opinan que una crisis inmobiliaria es un fenómeno que suele reflejar una realidad. Sin embargo, cambios bruscos en las cotizaciones en bolsa pueden deberse a fenómenos algo más artificiales.

En estos pocos días del año, algunos grupos inmobiliarios importantes de nuestro país, han tenido una suba muy interesante de sus cotizaciones. Sin embargo hay que ser muy cautos. En algunos casos se debe a muy buenas negociaciones de sus deudas. Otros se deben tal vez a fenómenos algo más complejos, cuyo análisis supera este post.

Lo que sí es un hecho, es que este repunte actual de las cotizaciones no nos puede llevar de modo alguno a concluir una mejora de las situaciones de estas empresas, ya que debe sostenerse en el tiempo y fundamentarse un poco más, para llegar a alguna conclusión más definitiva.

Imagen: publico.es