Euríbor

Las inmobiliarias más importantes no han iniciado la construcción de pisos libres en seis meses

El precio de la vivienda cae más de un 9

Las grandes empresas que integran el lobby inmobiliario ‘G-14′ no han iniciado la construcción de una sola vivienda libre durante seis meses consecutivos (desde diciembre de 2008 hasta mayo de 2009), algo que no había pasado nunca antes en estas inmobiliarias. Únicamente una de las empresas miembro de esta organización ha iniciado las obras de alrededor de cincuenta pisos, si bien se trata de viviendas que ya habían sido vendidas ante de comenzar las obras, y no de inmuebles para poner en el mercado, según informa elmundo.es.

En el G-14 -autodenominado como “la gran alianza nacional del sector inmobiliario”- se asocian las cotizadas Reyal Urbis, Colonial, Parquesol, Martinsa-Fadesa, Metrovacesa, Realia, Renta Corporación y Vallehermoso, además de Hercesa, Nozar, Inmobiliaria Chamartín, Rayet (propietaria de Affirma) y Restaura.

En cuanto al resto del ejercicio 2009, el G-14 cuenta con que las grandes empresas del sector no lleguen a arrancar la construcción ni siquiera de medio millar de nuevos pisos. Para el conjunto del mercado, el ‘lobby’ mantiene su previsión de que en el presente ejercicio la puesta en marcha de nuevas viviendas no se alcance el mínimo histórico de 150.000 unidades. Este mínimo está lejos de los récords cosechados en años anteriores (con un máximo histórico de casi un millón de nuevas viviendas iniciadas en 2006, según datos del Consejo Superior de los Colegios de Arquitectos).

El parón en la construcción residencial es consecuencia del frenazo registrado por la compraventa de pisos, que cayó un 32,2 por ciento en mayo, hasta 34.012 operaciones según los últimos datos del INE, y la consiguiente generación de un ‘stock’ de viviendas sin vender, que se sitúa alrededor de 630.000 unidades terminadas y unas 200.000 más en construcción, según el Ministerio de Vivienda, pese al descenso que experimentan los precios.

En este sentido, el G-14 asegura que los pisos acumulan un descenso efectivo en su precio de “algo más del 20 por ciento” desde comienzos de 2008, con lo que considera que ya han registrado el “grueso del ajuste” previsto. Para este grupo, las estadísticas oficiales aún no muestran esta caída, porque acumulan cierto retraso. Se elaboran a partir de las inscripciones en el registro de contratos sobre acuerdos de compraventa que normalmente se realizaron bastantes meses antes.

Por ello, augura que las estadísticas oficiales de precios de la vivienda seguirán mostrando descensos en los próximos trimestres, hasta que reflejen el descenso ya registrado en la práctica. Respecto a la incidencia que en la caída de precios pueden tener los descuentos con que algunas entidades financieras están poniendo sus activos inmobiliarios en el mercado, el G-14 estima que “sólo hacen explícito lo que ya es una realidad”, en referencia al descenso efectivo de los precios de los pisos.

 

Etiquetas: