Economía

Las exportaciones en España están a niveles mínimos de 2012

export

La economía española depende en gran medida de la de los vecinos europeos. Además de que estamos en un mundo globalizado, en el que unos dependemos de los otros, en este caso entran en juego ciertos factores relativos a la economía común que mantenemos y a la necesidad de ciertos productos y servicios que producimos aquí, por el resto de socios.

Pero resulta que mientras a nosotros nos toca crecer, porque ya hemos caído demasiado abajo, la locomotora francesa, alemana o la italiana no dan muestras de seguir el mismo camino, y por ello, cae la demanda de prácticamente todo.

Es precisamente por esa situación que nos encontramos con que nuestras exportaciones han tocado fondo. Si bien el aumento de éstas se había convertido en un gran protagonista en los meses anteriores, ahora ocurre todo lo contrario, y no resulta en algo nada positivo, ya que se supone que en parte, el crecimiento de la economía española dependería de este sector, junto con el del turismo.

Si nos ceñimos a las cifras, contemplamos como la situación que estamos viviendo es realmente grave. Se ha pasado de los 23,1 puntos de junio a sólo 7,6 puntos entre julio y septiembre, el nivel más bajo desde 2012. Eso no solamente significa que vamos hacia a atrás, sino que probablemente todos los demás números relativos al crecimiento, y también los que tienen que ver con la generación de empleo podrían darse la vuelta.

Aún pese a esta mala noticia, cuando analizamos las exportaciones por sectores, aún se mantienen los números positivos en la mayoría de ellos, aunque destacan los negativos del mundo del automóvil, y también el relativo a las materias primas. Estos dos pierden un 12,6% y un 1,6% respectivamente. No se trata desde luego de una dinámica que nos favorezca, aunque se esperan medidas para evitar la nueva recesión en la zona común europea.