Euríbor

Las dudas sobre el banco malo

Las dudas sobre el banco malo

Ahora que con cierta algarabía el Gobierno habla del banco malo como si fuera algo bueno, siendo como era hace algunos meses en que la mera mención de un atado de los activos tóxicos del sector inmobiliario era algo impensable… Ahora, pues, no podemos dejar de señalar algunos puntos que no nos cierran sobre esta iniciativa que se ha ponderado como la que traerá de regreso al crédito y la salud de las finanzas públicas.

La fórmula del banco malo

Sociedad de gestión de activos o fondo fiduciario: a pesar de que en los hechos ya ha sido constituido el banco malo español, aún no se establece cómo se va a articular: si como sociedad de gestión de activos o fondo fiduciario. En todo caso, la idea es que se constituya como una sociedad anómina que se absorberá los activos y pasivos dictador por el FROB. Será este Fondo el que dicte de qué entidades financieras procederán estos activos tóxicos, pero sin que sea necesario el consentimiento de los terceros afectados.

No será un banco. En los hechos, y a pesar de su nombre, la sociedad anónima que reúna los activos tóxios no tendrá actividad financiera, pero odrá emitir obligaciones sin límite legal de patrimonio.

Conflictos legales

Obligaciones fiscales. Al vender activos al banco malo, las entidades tendrán que agruparlos en una sociedad nueva, obviando la acción de pago de los créditos, sin que se transmitan las obligaciones fiscales sobre los activos de ningún tipo, algo contraria a la Ley General Tributaria, y que aún está por resolver.

Coste para los contribuyentes. El FROB va a tener, según el Ministerio de Economía, una participación minoritaria en el banco malo. Para financiarlos se va a permiti la entrada de capital privado. Con ellos se busca generar beneficios. El proceso va a tomar, según se estima, 15 años… Un plazo elongado para un mercado inmobiliario que en el corto plazo, vive plena incertidumbre, por bajos que sean sus precios…