Vivienda

Las comisiones que cobran las inmobiliarias

Real estate.

Días atrás, una sentencia judicial provocó muchos comentarios. Una persona que puso en venta su piso a través de una inmobiliaria, contactó en forma directa con uno de los clientes que la empresa le llevó, concretó el negocio y no pagó la comisión a la inmobiliaria. Inmediatamente la inmobiliaria le inició una demanda reclamando ese pago

En primera instancia la justicia dio la razón al propietario, pero en instancias posteriores se falló a favor de la inmobiliaria, obligando al propietario a pagar más de 9 mil euros. Además de la comisión, ha tenido que pagar las costas del juicio y los intereses.

Situaciones como esta se han dado muchas, y casi siempre gana la inmobiliaria. Y seguramente porque tienen razón. Si se contrata una inmobiliaria para concretar una venta, es un hecho que hay que pagar una comisión. Si se quiere evitar ese pago, se puede optar por vender en forma particular.

Lo que es un hecho es que las reglas de juego, en este caso, son claras.