Finanzas

Lagarde y el miedo a la recesión

Depositphotos_33484281_m

La flamante directora del FMI, Christine Lagarde, lanzó declaraciones que, a codo desde la realizadas en el Banco Mundial, despertaron el temor a la recesión mundial. ¿Cuál es esa visión que ha encendido los focos rojos? Estas son algunas de sus declaraciones al diario The New York Times.

La actualidad. “En el FMI consideramos que ha habido, especialmente durante el verano, una clara crisis de confianza que ha empeorado gravemente la situación. Es necesario tomar medidas para asegurarnos que este círculo vicioso se rompe. [Un círculo que] es una combinación de crecimiento lento debido a la crisis financiera y deuda soberana elevada.”

La crisis bancaria. “Si los bancos experimentan más dificultades, más países se verán afectados. Tenemos que romper este círculo. [Es necesaria] una consolidación fiscal combinada con medidas que hagan hincapié en el crecimiento. Además, hay que aumentar la recapitalización de los bancos.”

Los recursos para enfrentar la crisis. “El abanico de políticas a las que pueden recurrir los diversos Gobiernos y bancos centrales es menos amplio porque gran parte de la munición se gastó en 2009. Pero si los diversos Gobiernos, instituciones internacionales y bancos centrales trabajan juntos, evitaremos la recesión.”

La situación de los Estados Unidos. [Estados Unidos tiene ]un problema de confianza que ha culminado este verano con la rebaja de la anterior calificación de triple A de EE UU. Siempre que EE UU ponga en práctica un plan de ajuste a medio plazo creíble, probablemente haya margen en estos momentos para limitar el ajuste a corto plazo y tomar algunas de esas medidas de fomento del crecimiento.”

La zona euro. “Los dirigentes europeos han aceptado compromisos muy firmes en relación con la moneda única y la eurozona. Creo que los mercados deberían valorar la fuerza de estas declaraciones y la firmeza de su compromiso político. También se ha producido una notable mejora en lo que respecta a la consolidación fiscal y a las reformas estructurales en Italia.”